O dicho de otra forma

¿Cómo te lo cuento las cosas para que te enamores?

Pues tenemos noticias frescas, la ciencia dice que puedes usar el cerebro de la gente para seducir, si sabes cómo, y sin usar feromonas ni nada por el estilo.

 

Todos quisiéramos escribir para que nuestros lectores se mega enamoren de lo que contamos..

Ojalá hubiera una receta mágica con los ingredientes perfectos para ello y no tuviéramos que devanarnos los sesos pensando en cuál será la siguiente historia que contaremos.

El contenido viral, ese santo grial del universo online, que se nos escapa entre los dedos, y la mente queda en blanco ante la página vacía…

¿Qué es lo que tienen ciertos contenidos que se comparten, se comparten y se vuelven a compartir?

Por suerte, aunque no hay una receta mágica si que hay una serie de pistas al respecto que pueden orientarnos, y resulta que tiene que ver con el músculo de nuestro cuerpo que más usamos y menos entendemos: el cerebro.

Si todavía no sabes  lo que son las neuronas espejo, es hora de que aprendas lo que son y para qué sirven, porque resulta que las usas mucho, y les puedes sacar mucho partido en tu día a día. Y encima, usarlas para tu beneficio, y el de tus lectores, si las aplicas en el ámbito del marketing de contenidos.

Crispy night

Las neuronas espejo, son las que utilizamos para la empatía con otros seres humanos, y están íntimamente relacionadas con las emociones.

Tienen que ver con nuestra capacidad para ver y comprender una acción o una emoción de otro ser humano.  A mí, personalmente, me parece muy curioso el dato de que el neurocientífico V. Ramachandram se refiere a ellas como “neuronas Gandhi” por su capacidad de facilitar el entendimiento, la solidaridad y la cooperación con los demás. Con eso te lo hemos dicho todo, ¿no?.

Pues, El poder de estas neuronas es tal que funconan a niveles en principio insospechados.

Y es entonces cuando aparece la super disciplina del neuromarketing…

Las neuronas pueden afectar al proceso de consumo, en la parte que tiene que ver con la sensación de satisfacción cuando salimos de una tienda, a la opinión que tenemos de un producto, etc.

Si los consumidores se cruzaron con dependientes sonrientes, las neuronas espejo se encargaránn de que vean el proceso de consumo como algo positivo. Si con quienes se cruzaron no eran ‘la alegría de la huerta’, es igualmente probable que salgan de allí convencidos de que ha sido una horrible experiencia.

¿Por qué estas neuronas tienen tanto poder y pueden tener un impacto tan elevado sobre nuestras decisiones de compra y sobre nuestras experiencias de consumo? La clave está en la dopamina. La dopamina “una de las sustancias más adictivas conocidas hasta ahora”, como apunta Lindstrom, es liberada por nuestro cerebro en ciertas ocasiones, generando una sensación de placer.

Las compras liberan dopamina, como bien saben todos aquellos que tenían no un muy buen día y se compraron algo para animarse. Las neuronas espejo aparentemente también. Como explica el autor en el libro, cuando las marcas no están lanzando esos mensajes que hacen que nos sintamos identificados de forma positiva estamos liberando dopamina.

Y es que las neuronas espejo no solo nos llevan a imitar algo y a comprar un producto porque lo que vemos nos hace querer imitarlo. Estas neuronas son también las responsables de que establezcamos empatía. Son las que hacen que sonriamos cuando vemos a alguien sonreír o que nos pongamos tristes cuando estamos rodeados de tristeza.

Si te ha gustado el post, ¡comparte!

Image 18034 (2)

“No sólo se entiende a otra persona de forma superficial, sino que se puede comprender hasta lo que piensa”, explicaba a El País en una entrevista Giacomo Rizzolatti, el neurobiologo que lideraba el equipo que descubrió este tipo de neuronas. “El sistema de espejo hace precisamente eso, te pone en el lugar del otro. La base de nuestro comportamiento social es que exista la capacidad de tener empatía e imaginar lo que el otro está pensando”, añadía.

Su peso en el terreno de la empatía las hace también especialmente relevantes en el terreno del marketing, ya que hace que resulten clave en el terreno del engagement y que se puedan aplicar a muchísimas áreas, como puede ser el marketing de contenidos.

En una investigación realizada por Katherine Milkman y Jonah Berger se estudió qué es lo que hace que algunos contenidos se propaguen como reguero de pólvora. Para esto analizaron los contenidos de la portada del New York Times, considerando en su viralidad varios factores que incluían hasta la posición que ocupaban en la portada y cuánto tiempo se mantenían allí.

http://www.katherinemilkman.com/

https://jonahberger.com/author-bio/

En relación al estilo del contenido viral las conclusiones fueron:

  • Mientras que el contenido puede ser compartido por muchas razones, en general, el que provoca una reacción emocional tiende a ser más ampliamente compartido (nuestras amigas las neuronas espejo estaban presentes)
  • Además, las historias que estimulan emociones positivas son más compartidas que aquellas que provocan sentimientos negativos (aqui tambien)
  • El contenido que produce una mayor excitación emocional es más probable que viralice (y aqui)
  • Los artículos prácticos e útiles también tienen muy buena acogida ( aqui no, pero la emocion de usar algo util seguro que tiene algo que ver)

Esto significa que el contenido que hace que los lectores sientan una emoción positiva como asombro o maravilla es más probable que vuele online que el contenido que hace que la gente se sienta triste o enojada, aunque causar alguna emoción es mucho mejor que no causar ninguna. Además, es más probable que el contenido que induce al enojo sea compartido que el contenido que induce a la tristeza porque produce mayor excitación emocional. Tu corazón late más fuerte si estás enfadado que si estás triste.

Si quieres que tu arte, tu obra, tu post o tweet llegue a tantas personas como sea posible no hay fórmula mágica a seguir pero sí neuronas espejo a remover para aumentar sus posibilidades de ser ampliamente compartido.

De cualquier modo, esto de la viralidad es muy relativo.

Lo que para unos puede ser una cifra de retuits miserable para otros es todo un logro.

Nunca olvides que debes adaptar tu contenido a tu estrategia y a tus objetivos, no pierdas el rumbo de lo que estás persiguiendo. Y no olvides hacer seguimiento de tu esfuerzo. Asi sabes si lo que hacer esta teniendo sentido y resultados. Es muy importante tener objetivos personales y realistas.

Desde Trabajando en las Nubes queremos que tus historias aceleren el corazón de quien las lea.

Nuestro objetivo es que seas feliz trabajando en tu taller.

Ya sabes, nosotros te ayudamos con tu estrategia de comunicación y marketing.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.