¿Eres emprendedor pero tu proyecto lleva un tiempo parado?

¿Quieres retomar las riendas de tu idea y no tienes claro por dónde empezar?

No te preocupes, te desgrano una lista de cosillas que puedes hacer para ponerte en marcha otra vez y encender de nuevo la luz de la estrella que llevas dentro.

Tengo que confesar que este post es un homenaje a una amiga muy querida y muy loca. Anda por ahí suelta en una isla con sus retoños y su señor marido, que un día empezó un proyecto más que chulo, chulísimo, y por circunstancias de la vida se quedó en el tintero a medio hacer.

Con este post, quiero que se anime a retomarlo, porque merece la pena intentarlo de nuevo ahora que las aguas parecen calmarse un poco.

Cuando por fin coloque sus chiquillos en los respectivos centros educativos al menos unas horas al día, y en vez de darse al tequila, se siente delante del ordenador. Verá cómo es posible retomar su gran idea creadora. Bueno, al tequila puedes darte, querida, el primer día. Te dejo que lo disfrutes para celebrar la libertad, pero no de des al vicio que es muy malo para el hígado.

Así que, en honor a ella, y a todas aquellas que habéis tenido que hacer un paréntesis por alguna razón en vuestro proyecto, os traigo los cinco pasos perfectos para ponerlo a todo gas otra vez y no perder la cabeza en el camino.

“La persona emprendedora tiene una idea, o detecta una oportunidad, y moviliza los recursos necesarios para convertirla en realidad. Es la persona que da el paso de la idea a la acción.”

 

Así que, en honor a ella, y a todas aquellas que habéis tenido que hacer un paréntesis por alguna razón en vuestro proyecto, os traigo los cinco pasos perfectos para ponerlo a todo gas otra vez y no perder la cabeza en el camino.

Pero, antes de nada, te voy a pedir que te sientes en un sofá, cómodamente, y te pares un momento a pensar en las razones que te llevaron a ir dejando poco a poco tu proyecto de lado, casi sin darte cuenta.

Piénsalo bien e identifica al menos tres de ellas.

¿Las tienes?Vale.

Ahora analiza razonadamente y razonablemente si esas razones han desaparecido o las puedes superar en tu situación actual.

¿Puedes? Estupendo.

¿No puedes? ¿Seguro?

No me vale que pongas excusas.Imagínate a ti mismo superando tu miedo a emprender.

Imagínate a ti mismo dentro de unos años, que por cierto pasan volando, teniendo éxito en tu empresa.

¿Cómo te sientes?

Bien,¿no?

Pues entonces, no hay más que hablar.

Lo siento, pero te toca emprender.

 

No te abrumes, ya te voy diciendo yo que esto no es una cosa que vaya a solucionarse de la noche a la mañana. Pero lo bueno es que te puedes ir poniendo poco a poco todos los días dando pasos firmes hacia delante.

 Y esto es lo que vamos a ir haciendo:

 

# 1 REVISA TU PLAN DE NEGOCIO

Es importante que le des una vuelta de tuerca a tu plan de negocio, incluido el desarrollo de tu producto estrella, con el Modelo Canvas en la mano, o You Tube en la pantalla.

Échale un ojo a los vídeos y tutoriales que hay, es relativamente sencillo, y más tú que ya lo tenías trabajado de antes (o deberías, je je).

Sácalo del baúl de los recuerdos (¡uuuh!)  y define bien lo que ahora llaman el “Buyer Persona” o lo que viene a ser el cliente ideal. Parece que cierras posibilidades, pero así te estás especializando, y ese es el camino para decirle a tus clientes:

¡oye!, ¡aquí estoy, que yo sé de esto!

Estoy preparando un buen post para explicar cómo funciona el Modelo Canvas, así que en cuanto esté cocinadito lo saco a la luz para vosotros.

# 2 REVISA TU PLAN FINANCIERO

O lo que viene a ser lo mismo, los dineros que vas a necesitar durante los próximos cinco años, más o menos.

Los proyectos que nacen para ser principalmente online, suelen empezar con costes muy bajos, pero hay que prever (de previsión) el medio plazo porque los costes luego pesan como una losa y son lo que provocan que muchos proyectos acaben muriendo.

Además, tu sueldo, aunque sea ficticio, es un gasto para tu empresa o proyecto, y si no cobras, es un recurso que tú estás poniendo.

Vamos que te está costando dinero tu proyecto.

Hay muchos modelos de costes en Excel por internet, localiza uno que te vaya con tu estilo de proyecto y modifícalo a tu gusto.

El ayuntamiento de Madrid tiene uno colgado en su web de emprendedores que puede servir de referencia, aunque está más bien pensado como para quien quiere poner un bar.

Ten en cuenta que debes incluir tango gastos previstos como ingresos previstos, ya que esto te ayuda a ver la viabilidad económica de tu idea.

Y sé pesimista con ambos para verte en el peor de los escenarios.

Hay quien recomienda hacer un supuesto, y luego aumentar gastos al doble y reducir ingresos a la mitad…échate tus cuentas.

# 3 PLAN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

Aquí entran todas las acciones relacionadas con el montaje de la web, o de la app, contratación del servidor, o el hosting, compra del dominio (si tienes que recuperarlo), etc. Hoy en día, muchas de estas cosas apenas suponen coste si lo haces tú mismo, pero ten en cuenta que te llevan tiempo de aprendizaje y de gestión.

Valora bien si es algo a lo que te puedes dedicar, o si te merece más la pena invertir tiempo en el desarrollo del producto y la red de distribución y venta (online y offline -complementaria a la primera-).

Quizá te merezca la pena invertir un poco de dinero en alguien que te haga la web de forma profesional, para asegúrate que el posicionamiento SEO es correcto, que la seguridad está garantizada etc…, mientras tú vas buscando proveedores y distribuidores.

En el caso de mi amiga, yo es lo que le recomendaría.

Todo depende de tu prisa, y tu presupuesto.

#4 PLAN COMERCIAL

     Aquí entran todas las acciones relacionadas con la Publicidad y Marketing, Online y Offline, Email Marketing, Gestión de Perfiles en Redes Sociales, Inbound Marketing, etc.…

Y es aquí donde un buen Plan de Marketing es clave.

Tenerlo planteado cuando termines de centrar tu modelo de negocio y ser flexible para adaptarlo a las necesidades es importante.

Debes tener uno para saber por dónde vas a ir, sin excusas.

Planificar, medir, controlar. Todas esas cosas que te ayudarán a saber cómo están respondiendo tus posibles clientes y cómo está respondiendo el mercado a tu contenido web y a tu producto, que al final es lo que quieres saber.

Así mismo, gestionar bien las RRSS es importante y que reflejen el espíritu de la web y de la Marca es algo básico.

Tus clientes tienen que poder reconocerte.

Aunque seas una empresa pequeña que vende collares, con que tengas 100 seguidores, ellos saben quién eres y te reconocen por tu marca, por eso te siguen. No les defraudes haciendo una identidad de marca confusa.

#5 EL PLAN DE ACCIÓN GLOBAL

Una vez hecho todo lo anterior, que según el tiempo que le puedas echar te llevará entre 4 y 8 meses, puedes sentarte a plantear el plan de acción.

Esto es, ponerte objetivos a corto, medio y largo plazo.

Échale un ojo al post de Objetivos SMART,

Lo importante ahora son los Hitos Claros.

Es decir.

Voy a conseguir tal cosa, este día o este mes… Sólo así, verás cosas conseguidas en un momento concreto… o no, y podrás corregir el curso.

De esta manera estarás haciendo justo lo contrario a lo que hiciste cuando fue muriendo tu proyecto.

Para que no te vuelva a ocurrir.

Para terminar, me gustaría decir que la mezcla de perspicacia y arrojo es esencial a la hora de emprender.

Arrojo, qué gran “palabro”.

El emprendimiento se trabaja, es una energía que nos mueve pero que se convierte en hábito, porque al final nos lleva a una meta que nos ha motivado para recorrer un camino.

El emprendimiento es la capacidad personal de poder iniciar proyectos, la actitud pro-activa del que lucha contra la pasividad.

Nunca debemos considerar el emprendimiento únicamente como una actitud: es un hábito que debemos fomentar.

Debe aprenderse y trabajarse eficazmente.

Así mismo, la inteligencia capaz de guiarse por proyectos tiene dos niveles de acción, la inteligencia generadora y la inteligencia ejecutiva.  La una sin la otra no funciona.

Así que primero generamos ideas y luego las llevamos a cabo.

No dejes de generar ideas, y nunca olvides trabajar duro para llevarlas a buen término.

¿Te ha gustado el post?

¡Compártelo!

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.