Pues sí, se puede decir más alto, pero no más claro.

La culpa no es del perro, ni de los jefes, ni de la suegra. La culpa es nuestra por no saber organizarnos bien y por no ser conscientes de las tonterías en las que se nos va nuestro valioso tiempo.

Si buscas desarrollar tu proyecto, esto es lo que toca, organizarse.

“Existen cuatro maneras de perder el tiempo: no hacer nada, no hacer lo que se debe hacer, hacerlo mal o hacerlo mal a propósito.”  Voltaire

No digas que no tienes tiempo, sólo necesitas un poco de organización…

 Bueno, no todo el mundo se organiza bien, y no todos tenemos disponibilidad para hacerlo de forma razonable. Lo suyo es poder encontrar huecos donde movernos, si lo que queremos de verdad es poner en marcha esa idea que nos lleva rondando la cabeza ni se sabe desde cuándo.

Yo voy a darte algunas sugerencias para sacar tiempo de debajo de las piedras y poder empezar a dar los primeros pasos. La idea es sacar al menos tres horas a la semana, opino que con menos de eso, no te da ni para pipas, y no avanzarás nunca con lo que quieras hacer, imagina que quisieras aprender un idioma, con menos de eso, no haces nada.

He probado muchos sistemas para arañar tiempo al tiempo. Es complicado sobre todo si tienes la mala suerte, o buena suerte, de vivir en una gran ciudad, donde los tiempos de transporte público son horribles. Estos trucos son los que en alguna ocasión me han servido más que en otras así que espero que te sean útiles y te ayuden a rascar tiempo de tu día a día para mover tu proyecto.

Truco #1   Levántate un domingo pronto.

Sí, yo lo he hecho, es horrible, y satisfactorio a la vez, date una ducha rápida y siéntate con un cuaderno de notas a pensar con un lápiz, o delante del ordenador, como te venga mejor. Aprovecha cuando nadie más está despierto, ni los niños viendo dibujos, ni las mascotas reclamando paseos. Anota todo lo que creas que necesitas hacer o conseguir, en tres plazos, corto, medio y largo…. a grandes rasgos, no te líes, es una primera puesta en escena… ¿ya? pues ¡eah! ¡ahí tienes es primer esbozo de tu futuro plan! ¡fácil ¿no!?

 “You will never find time for anything. If you want time, you must make it.”  Charles Buxton

 

Truco #2  Busca una cafetería en el trayecto de casa al trabajo.

Si en casa te resulta absolutamente imposible concentrarte, la nevera no te deja pensar o los niños te roban el cuaderno, me parece que ésta es tu opción. Sal de casa, así de sencillo, media hora de un café, todos los días durante una semana dan para mucho, tienes tiempo para tí, te relajas, le das vueltas a tu idea, descartas cosas, planificas las próximas acciones… vamos, que una delicia.

Eso sí, lleva tu cuaderno siempre encima para poder anotarlo todo, dibujar tus logos, escribir tus webs favoritas, ir guardando en el móvil cosas también ayuda, pero el cuaderno funciona sin batería y no te falla.

A mí me encanta pensar con lápiz.

«Escoger el momento es ahorrar tiempo.» Francis Bacon

 

Truco #3  Aprovecha tiempos muertos

Por ejemplo, puedes aprovechar el tiempo muerto en transporte público para tomar notas, y establecer los primeros esbozos del proyecto, en caso de que lo uses mucho y tarde un buen rato en cambiar de transporte.

Si te toca ir al médico y sabes que sueles esperar bastante antes de que te atiendan, ve preparado para tomar notas, la capacidad de concentrarte en la sala de espera es espectacular.

Si llevas al niño al fútbol, una hora, en vez de volverte a casa, quédate en algún sitio cómodo escribiendo, se aprovecha bastante y no es tiempo perdido si está invertido en tu futuro plan de acción.

Parece que no, pero hay mucho tiempos muertos en nuestras vidas, que sin volvernos unos locos de exprimir las horas, podemos hacer mucho con ello.

 

Truco #4  Piensa mientras ves la tele.

Bueno, no es lo ideal, por eso de la concentración y demás. Yo al menos, no soy muy buena en ello. Pero si se dan las condiciones adecuadas a veces funciona.

Puedes sentarte al final del día con el cuaderno de notas (o el ordenador) a puntar cosas en vez de ver la televisión únicamente. Aprovechando los intermedios o aprovechando que estén poniendo algo que no te interesa del todo.

Aunque si haces como la mayoría de nosotros que es elegir el contenido que ves, esto no te pasa. En éste caso te recomiendo elegir algún día de la semana para no ver series, y dedicar un rato por la noche a tu idea. Sácale partido a tus ratos de descanso nocturno. Al menos mientras la idea este en pañales, cuando se vuelve algo más serio, esos ratos son sagrados para descansar.

Básicamente es organizarte para sacar un poquito de tiempo y poder tener una primera idea de lo que vas a necesitar para poner en marcha tu proyecto. No necesita lo mismo una tienda física de calcetines que un negocio online de consultoría, con lo que es obvio que una pensada hay que darle.

Te recomiendo que leas mi post sobre planificación para que puedas ver como avanzar con el proyecto que te dará la libertad financiera que anhelas.

Si tienes algún método de aprovechar el tiempo para trabajar un ratito extra en un proyecto secundario estaré encantada de recibir tus comentarios.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.